Subir arriba
  1. Inicio
  2. Tratamientos
  3. Prevención del cáncer de piel

Prevención del cáncer de piel

  • Informacion

Descripción

La prevención del cáncer de piel

Creemos que el éxito en la prevención y el diagnóstico precoz del cáncer de piel es el resultado de la combinación de médicos con experiencia y entusiasmo en esta labor, tecnología adecuada para ese fin con tiempo suficiente de consulta por paciente, y pacientes bien informados que sigan las pautas sencillas de seguimiento médico, autovigilancia y protección solar que les transmitimos. Intentamos transmitir esta información con claridad y sin alarmismo.

Para alcanzar estos fines, ponemos a disposición de nuestros pacientes y de las personas interesadas que accedan a nuestra página web los siguientes documentos informativos acerca de:

1. Autovigilancia

2. Seguimiento con dermatoscopia digital

3. Protección solar: ver NUESTRO DECÁLOGO PARA UNA EXPOSICIÓN SOLAR SALUDABLE

 

Los tipos de cáncer de piel: Melanoma y Epitelioma

Básicamente existen dos variedades de cáncer de piel: el melanoma maligno y el epitelioma, y dentro de los epiteliomas existen dos tipos diferentes: el epitelioma basocelular y el espinocelular.

- El epitelioma basocelular es el cáncer más frecuente que existe en nuestro organismo y representa un 80% de los cánceres de piel. Se manifiesta normalmente en pacientes que han experimentado una exposición crónica al sol. Si bien se caracteriza por metastatizar en raras ocasiones, suele ser muy agresivo localmente. Normalmente aparece en cabeza y cuello, pero puede localizarse en cualquier parte del cuerpo. Tratado adecuadamente, éste tipo de cáncer tiene una probabilidad de curación de más del 95%.

- El epitelioma espinocelular es la segunda forma más común de cáncer de piel y constituye un16% de los casos. También es propio de personas que han tenido mucha exposición al sol, sin embargo, éste tipo de cáncer puede desembocar en metástasis y convertirse en letal si el paciente no se somete a tratamiento.

- El melanoma maligno es la forma menos común de cáncer de piel y la más peligrosa. Es el cáncer más frecuente en mujeres entre 25 y 29 años de edad y el que más ha aumentado en nuestra sociedad en los últimos 20 años. Aparece en personas con piel clara, múltiples lunares y antecedentes de quemaduras solares.

 

Preguntas frecuentes

¿Son más seguras las cabinas para broncearse?

No. Las cabinas para broncearse usan rayos ultravioletas. Los fabricantes de las cabinas pueden declarar que ellos usan rayos UVA "inofensivos". Pero tanto los rayos UVA como los rayos UVB causan daño a la piel. Los UVA tardan más que los UVB en dañar la piel, sin embargo su capacidad de penetración es mayor que la de los primeros.

¿En qué partes del cuerpo tiene más probabilidad de manifestarse el cáncer de la piel?

La mayoría de los cánceres de piel ocurren en partes del cuerpo que están continuamente expuestas al sol. Estas áreas incluyen la cabeza, el cuello, la cara, los bordes de las orejas, las manos, los antebrazos, los hombros, la espalda, el pecho en los hombres, y la parte de atrás y de abajo en las piernas de las mujeres.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de piel?

• Tener piel blanca, pelo rojo o rubio

• Tener los ojos de color claro

• Quemarse con el sol fácilmente

• Tener muchos lunares, pecas o marcas de nacimiento

• Trabajar o jugar en exteriores

• Haber permanecido expuesto al sol por mucho tiempo en las primeras edades.

• Haber sufrido una quemadura de sol grave

• Haber sufrido cáncer en la piel o tener familiares que han tenido cáncer en la piel.

• Broncearse en el sol o con una lámpara

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de piel?

La clave es evitar la exposición solar y las lámparas de sol. Consejos:

• Utilizar ropa ceñida para evitar que los rayos de sol no consigan atravesar el tejido y alcanzar la piel.

• Permanecer en la sombra siempre que sea posible.

• Utilizar manga larga y un sombrero de ala ancha para protegerse cara, cuello, hombros y orejas.

• Las nubes y el agua no protegen; entre un 60% y un 80% de los rayos solares son capaces de atravesar las nubes y alcanzar a los nadadores como mínimo un pie (0,3 m.) debajo de la superficie del agua. Los rayos de sol también son reflejados a través de la nieve y la arena blanca.

¿Cómo puedo saber si mi lunar no es normal?

Lo más importante es observar cualquier cambio en los lunares ya existentes y percatarse de la aparición de uno nuevo. La mayoría de los lunares normales han aparecido ya a la edad de 30 años. Cualquier lunar que aparece después de los 30 años debe ser observado cuidadosamente y notificado al médico de familia.

Regla ABCDE

Regla ABCDE del melanoma

"A" Por asimetría: un lunar que al dividirse en dos no es igual en ambos lados.

"B" Por borde: un lunar que tiene bordes poco definidos o indentados.

"C" Por color: los cambios de color (oscurecimiento, extensión del color, pérdida del color o aparición de colores múltiples como azul, rojo, blanco, rosado, violeta o gris).

"D" Por diámetro: un lunar con un diámetro mayor de 7 mm.

."E" Por elevación: un lunar que sobresale por encima de la piel y que presenta una superficie desigual.

Otras señales:

- Un lunar que sangra
- Un lunar que crece rápidamente
- Un crecimiento escamoso o con costra en la piel
- Una llaga que no se cura
- Un lunar que le produce comezón (pica)

¿Cómo debe usarse la crema protectora?

Las cremas protectoras deben de poseer un factor de protección solar de 15 SPF () o más. Es importante revisar su fecha de caducidad; algunos de los ingredientes de estas fórmulas se descomponen con el paso del tiempo. La crema solar debe aplicarse en cualquier lugar susceptible de ser alcanzado por los rayos de sol (inclusive las orejas, la parte posterior del cuello y aquellas zonas del cuero cabelludo donde no crece el cabello). Es necesario aplicarla 30 minutos antes de salir de casa para que la piel tenga tiempo de absorberla y renovarla cada hora si se suda o se nada.

Más información

Investigación cáncer de piel

En los últimos años los científicos han hecho numerosos e importantes hallazgos en relación a la acción dañina de la luz ultravioleta sobre el ADN, así como sobre la circunstancia de que ciertos cambios en el ADN conviertan a células normales de la piel en células cancerosas. Los investigadores trabajan continuamente para aplicar esta nueva información a nuevas estrategias en el tratamiento del cáncer de piel. Actualmente, en centros médicos de todo el mundo se realizan investigaciones sobre causas, prevención y tratamiento del cáncer de piel no melanoma.

Educación pública

La mayoría de los cánceres de piel pueden prevenirse. Las estrategias preventivas pueden lograr una reducción del número de casos de cáncer de piel, aliviar el dolor y disminuir el número de muertes debido a esta enfermedad. Esto implica educar al público acerca de los factores de riesgo, la prevención y la detección del cáncer de piel. Es importante que, tanto los profesionales de la salud como los afectados, recuerden a todos el peligro que representa la exposición excesiva sin protección y que les convenzan de lo fácil que resulta proteger la piel de la radiación ultravioleta.

Quimioprevención

La quimioprevención es un área de investigación activa que conlleva el uso de medicamentos para prevenir que se formen cánceres. Es probable que resulte más eficaz en personas con un alto riesgo de cáncer de piel (especialmente cáncer de células escamosas), como aquellas con antecedentes o las que han recibido un trasplante de órgano. Los retinoides han mostrado ser algo promisorios, aunque pueden causar efectos secundarios, como defectos de nacimiento. Por esta razón no se usan ampliamente en este momento, excepto en personas con un riesgo muy alto. Se están realizando estudios adicionales sobre los retinoides, así como sobre otros compuestos.

Tratamientos locales

Los tratamientos locales que se usan hoy son exitosos para la vasta mayoría de los cánceres de piel no melanoma. Las formas más nuevas de tratamiento no quirúrgico, como la crema imiquimod, la terapia fotodinámica, los moduladores de la respuesta inmunológica, y la cirugía pueden ayudar a reducir la cicatrización y otros posibles efectos secundarios del tratamiento. Actualmente se están realizando estudios para determinar la mejor manera para utilizar estos tratamientos y para tratar de mejorar la eficacia de los mismos.

Tratamiento de una enfermedad en etapa avanzada

La mayoría de los cánceres de piel son detectados y tratados en una etapa razonablemente temprana. Estos cánceres a menudo pueden ser difíciles de tratar con radiación y quimioterapia. Varios estudios están probando la eficacia de nuevos medicamentos dirigidos contra los cánceres avanzados de células escamosas. Las células de estos cánceres a menudo tienen una elevada cantidad de proteína EGFR en sus superficies, lo que les puede ayudar a crecer. Los medicamentos que atacan a esta proteína, cetuximab (Erbitux) y gefitinib (Iressa), están siendo actualmente objeto de estudios clínicos.

Prevención de los cánceres de la región genital

Los cánceres de células escamosas que comienzan en la región genital representan casi la mitad de las muertes causadas por cánceres de los queratinocitos. Muchos de estos cánceres pueden estar estrechamente relacionados con ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH), susceptible de ser transmitido por contacto sexual. En los últimos años se han desarrollado vacunas que son útiles en la protección contra algunos tipos del VPH. La intención principal de las vacunas ha sido la de reducir el riesgo de cáncer de cuello uterino, así como el riesgo de otros cánceres que pudieran estar relacionados con el VPH, incluyendo algunos cánceres de células escamosas.

Para los cánceres de piel en etapa avanzada también se están estudiando los efectos del desatinib (Sprycel), que ataca a las diferentes proteínas celulares.

En relación al melanoma maligno, hasta se trataban todos de la misma forma. Hoy, gracias a los avances producidos en el campo de la biología molecular, se han detectado determinados oncogenes que pueden ser dianas de tratamiento (por ejemplo; las mutaciones en determinados melanomas se producen con una gran frecuencia). La síntesis de fármacos que actúan sobre estas mutaciones son una realidad hoy en día, por lo que se está tendiendo a una "personalización" de la quimioterapia del melanoma en función de su genética. De esta forma se disminuyen los efectos secundarios y se aumenta la eficacia en el tratamiento.

Datos relacionados

-En EEUU cada hora fallece una persona de melanoma.
-El melanoma es actualmente el cáncer más frecuente entre adultos jóvenes entre 25 y 30 años.
-Se ha triplicado la frecuencia del melanoma en los últimos 30 años.
-El porcentaje de curación del melanoma es del 99% si el diagnóstico es precoz. En casos de melanoma extendidos el porcentaje baja al 15%.
-Una o más quemaduras solares en la infancia se asocian al doble de posibilidad de padecer melanoma.
-El 90% de los cánceres de piel no melanoma están asociados a la exposición al sol, mientras que el 65% de los melanomas se asocian a una excesiva exposición solar.
-El 80% de la radiación ultravioleta la adquirimos a partir de los 18 años.
-El 80% de la radiación solar anual que tomamos lo hacemos en época no veraniega.
-El cáncer de piel no melanoma abarca más del 80% de los cánceres de piel. Hoy con los nuevos avances en cirugía micrográfica de Mohs, terapia fotodinámica y los nuevos fármacos antitumorales se pueden curar más del 98% de estos cánceres.

Enfermedades relacionadas

Carcinoma epidermoide o espinocelular Carcinoma basocelular Melanoma maligno Cáncer de piel Queratosis actínicas

Tratamientos relacionados

Noticias relacionadas

12/01/2016

Es sin duda el mejor tratamiento para el cáncer de piel. Alcanza los mejores resultados oncológicos y estéticos.