Subir arriba
  1. Inicio
  2. Queratosis seborreica

Queratosis seborreica

Queratosis seborreica

¿Qué es la Queratosis Seborreica?

Las queratosis seborreicas son pequeños tumores planos de la piel que pueden tener un color marrón claro o marrón oscuro. Estos tumores pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque con preferencia se localizan en la cara, el pecho y la espalda. Estas lesiones son benignas y no evolucionan nunca hacia el cáncer de piel.

El diagnóstico de estos tumores es sencillo, con la simple inspección de la piel o con la ayuda de una lente de aumento se pueden distinguir de tumores malignos como el carcinoma basocelular o el melanoma, sin embargo hay ocasiones en las que su aspecto clínico no es característico y es obligado hacer una biopsia para su diagnóstico.

Las queratosis seborreicas aparecen a partir de los 30 años y suelen aumentar en tamaño y número con la edad. Parece haber una predisposición genética a padecer estas lesiones. También se ha comprobado que el tratamiento con estrógenos a las mujeres postmenopáusicas puede exacerbar este proceso.

Las queratosis seborreicas constituyen únicamente un problema estético, sin embargo en ocasiones pueden irritarse y producir dolor por lo que es conveniente su extirpación. La extirpación de estas lesiones puede hacerse con electrodesecación (quemar), con crioterapia (congelación) o con LASER DE CO2.

La electrodesecación y el LASER precisan de una pequeña cantidad de anestesia local para su realización. Una sesión es suficiente para destruir cada lesión.

La crioterapia es un método que normalmente no requiere anestesia local. Con este tratamiento se experimenta durante un pequeño tiempo (5 minutos) una sensación de quemazón que desaparece espontáneamente. Puede requerir varios tratamientos para resolver las lesiones.

Con estas formas de tratamiento se forma una pequeña costra en las lesiones tratadas. Esta costra se desprende espontáneamente en 10 a 12 días y después la piel queda de un color rojizo o parduzco hasta que vuelve a su color normal. En ocasiones, y con cualquiera de los procedimientos, puede quedar una pequeña señal de color blanquecino.