Subir arriba
  1. Inicio
  2. Eccema dishidrotico

Eccema dishidrotico

Eccema dishidrotico

¿Qué es el Eccema Dishidrotico?

El eccema dishidrótico o ponfolix es una erupción cutánea que aparece en forma de eritema, vesículas, picor intenso, formación de vesículas o pequeñas ampollas, a veces con contenido  transparente como el suero (claras) o hemático (color sangre o negras). Aparecen en las palmas de las manos y las plantas de los pies en forma cíclica, muchas veces  de forma exclusiva en los laterales de los dedos.

Cuando va a producirse un brote de dishidrosis el paciente nota picor en la piel afectada (palmas y/o plantas). Posteriormente se cierran los conductos de salida del sudor y este queda retenido bajo la piel produciendo esas vesículas o ampollas de pequeño tamaño. Aparecen más en personas con tendencia alérgica, pero no es un cuadro alérgico específico.

Cursa habitualmente en brotes de varias semanas de duración y empeora con el calor y con el sudor. A veces se manifiesta como una reacción a distancia de una infección por hongos en otro foco de la piel (como por ejemplo el pie de atleta). Por este motivo a todo paciente con un eccema dishidrótico de manos debe examinarse en la consulta los pies. El eczema dishidrótico suele tener un curso crónico, desapareciendo por períodos de tiempo prolongados y reapareciendo en situaciones de tensión nerviosa o estrés.

No existe ninguna cura. El eccema dishidrótico normalmente desaparece sin problemas, pero los síntomas pueden reaparecer posteriormente. El rascado excesivo puede llevar a que se presente una piel irritada y gruesa que es más difícil de tratar y tarda más tiempo en sanar.

Consejos

  • Rascarse las manos cuando tienen picazón sólo hace que la afección empeore.
  • Debe evitar los baños frecuentes, el lavado de las manos y las sustancias irritantes, que pueden empeorar el picor.
  • Mantener baja la sudoración. Para mejorarla puede aplicarse preparados tópicos que contengan hidróxido de aluminio.
  • Existen factores agravantes como el contacto con el agua, detergentes y disolventes, por lo que es recomendable protegerse las manos