Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Estoy de acuerdo
Política de cookies
Urgencias dermatológicas. Lunes a Viernes de 08:30 a 20:00 | Sábados de 9:30h a 13:30 | 91 444 97 97
Síguenos en Solicita una cita
ver todo Dermatología médico-quirúrgica

Verrugas y molluscum

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas están producidas por un virus que infecta a las células de la piel. El nombre del virus que las ocasiona se llama virus del papiloma humano. La presencia de este virus hace que las células infectadas se multipliquen muy rápidamente y que produzcan un abultamiento pequeño de la piel que suele ser rugoso al tacto.

Existen diferentes variedades de verrugas, como son: las verrugas de las manos (verruga vulgar), las de los pies (verruga plantar), las aplanadas (verrugas planas) y las genitales (condilomas acuminados). Cada una de estas verrugas está producida por un virus diferente pero que pertenece a la misma familia de los virus papiloma.

Las verrugas se adquieren a través del contacto con otras personas, aunque después del contagio tardan unos meses en aparecer. Otra posibilidad de contagio puede ser a través de toallas o suelos contaminados. En cualquiera de los casos, el riesgo de contagio directamente a través de las personas o indirectamente a través de los objetos es muy escaso, por lo que puede hacer sus actividades diarias, incluyendo deportes, con toda normalidad; de hecho, los médicos no utilizan guantes en el tratamiento de las verrugas ya que el riesgo de contagio es muy escaso.

Las verrugas en los niños desaparecen sin tratamiento en unos meses o en unos años, sin embargo, puesto que pueden extenderse a otras partes de la piel o contagiar a otras personas, probablemente es adecuado tratar a la mayoría de los niños. En los adultos, y posiblemente por la disminución de las defensas del organismo con la edad, las verrugas no desaparecen si no es con tratamiento.

Las verrugas de las manos se localizan con mayor frecuencia en los dedos o alrededor de las uñas. Dichas verrugas periungueales son las que son más resistentes a todos los tratamientos por lo que normalmente es necesario realizar varias sesiones del método quirúrgico elegido. Existen varios tratamientos para las verrugas, estando la indicación de cada tratamiento en función de la edad del paciente, del número de verrugas y de la localización de las mismas.

¿Qué son las verrugas víricas? (generalmente denominadas «Papilomas»)

Las verrugas están producidas por un virus que infecta a las células de la piel. El nombre del virus que las ocasiona se llama virus del papiloma humano. La presencia de este virus hace que las células infectadas se multipliquen muy rápidamente y que produzcan un abultamiento pequeño de la piel que suele ser rugoso al tacto.

Existen diferentes variedades de verrugas, como son: las verrugas de las manos (verruga vulgar), las de los pies (verruga plantar), las aplanadas (verrugas planas) y las genitales (condilomas acuminados). Cada una de estas verrugas está producida por un virus diferente pero que pertenece a la misma familia de los virus papiloma.

Las verrugas se adquieren a través del contacto con otras personas, aunque después del contagio tardan unos meses en aparecer. Otra posibilidad de contagio puede ser a través de toallas o suelos contaminados. En cualquiera de los casos, el riesgo de contagio directamente a través de las personas o indirectamente a través de los objetos es muy escaso, por lo que puede hacer sus actividades diarias, incluyendo deportes, con toda normalidad; de hecho, los médicos no utilizan guantes en el tratamiento de las verrugas ya que el riesgo de contagio es muy escaso.

Las verrugas en los niños desaparecen sin tratamiento en unos meses o en unos años, sin embargo, puesto que pueden extenderse a otras partes de la piel o contagiar a otras personas, probablemente es adecuado tratar a la mayoría de los niños. En los adultos, y posiblemente por la disminución de las defensas del organismo con la edad, las verrugas no desaparecen si no es con tratamiento.

Las verrugas de las manos se localizan con mayor frecuencia en los dedos o alrededor de las uñas. Dichas verrugas periungueales son las que son más resistentes a todos los tratamientos por lo que normalmente es necesario realizar varias sesiones del método quirúrgico elegido.
Existen varios tratamientos para las verrugas, estando la indicación de cada tratamiento en función de la edad del paciente, del número de verrugas y de la localización de las mismas.

Tratamientos de las verrugas víricas

– Pincelación diaria con productos que contienen activos en diferentes concentraciones. Este método es indoloro pero necesita varias semanas para lograr la curación.

– Tratamiento con crioterapia (congelación): no es muy doloroso y no suele dejar cicatriz. Se debe aplicar varias veces para que sea eficaz.

– Destrucción de la verruga con bisturí eléctrico o con tecnología láser. Tiene la ventaja de eliminar la verruga en una o en dos sesiones, aunque existe la posibilidad de dejar una pequeña cicatriz.

¿Qué es el Molusco Contagioso?

El molusco contagioso es una enfermedad producida por un virus (pox-virus), que pertenece a la familia del virus de las verrugas. Esta infección es frecuente en niños y adolescentes. Como su nombre indica es un proceso muy contagioso que puede adquirirse bien directamente a través del contacto físico, en juegos o deportes, o bien indirectamente a través de objetos contaminados como ropas, toallas o equipos de gimnasia.

Esta infección vírica se presenta como pequeñas elevaciones de la piel (pápulas) que miden menos de 5 milímetros de diámetro, son de color blanquecino y tienen a menudo una pequeña umbilicación en el centro. En ocasiones estas lesiones se pueden inflamar tomando color rojizo y produciendo dolor. El número de lesiones puede variar de 5 ó 6 a 30 ó 40, en situaciones excepcionales pueden ser más numerosas.

Cuando las lesiones son típicas no es necesaria una biopsia de piel puesto que su diagnóstico es fácil con la simple inspección ocular o con una lente de aumento.

La extirpación de las lesiones es ligeramente dolorosa, por lo que los niños en ocasiones no la toleran con facilidad. Por ello la utilización de una sedación ligera del niño realizada por un anestesista infantil puede ayudar a que el dermatólogo pueda en muchos casos solucionar un problema tanto al niño como a la familia.

Consejos sobre el Molusco contagioso

Debe saber que las lesiones de molusco contagioso son benignas y autolimitadas, es decir, que sin tratamiento las lesiones se resuelven en 6-12 meses y curan sin dejar cicatriz. Sin embargo y debido a que son contagiosas probablemente es conveniente tratar a todos los niños.

Puesto que el período de incubación de estas lesiones es largo, pueden aparecer nuevas lesiones después del tratamiento inicial, que no eran visibles en ese momento.

Las personas que conviven con los niños que tienen esta infección deben evitar el contacto directo con las lesiones de la piel, se debe utilizar una toalla personal para el enfermo.

Existen diferentes formas de tratar estas lesiones, todas son eficaces y su elección depende del número de lesiones y de la edad del paciente y son:
a. Pinchar la lesión y extraer su contenido.
b. Tratamiento con electrocoagulación superficial.
c. Tratamiento con crioterapia (congelación).
d. Tratamiento médico con preparados tópicos que normalmente se emplean en niños pequeños si las lesiones son muy numerosas.

Especialistas Cdi en Verrugas y molluscum:

Dermatólogo. Jefe de Servicio de Dermatología de Clínica Dermatológica Internacional

Leer más…

Dermatólogo. Especialista en acné, rosácea y tratamiento de cicatrices.

Leer más…

Dermatóloga. Co-directora de la Unidad de Dermatología Pediátrica.

Leer más…

Urgencias dermatológicas

Lunes a Viernes de 08:30 a 20:00

Sábados de 9:30h a 13:30

Tlf: 91 444 97 97

Newsletter SOLICITA UNA CITA TELECONSULTA

© 2021 Clínica Dermatológica Intercancional.

Todos los derechos reservados.