Reflexiones de un dermatólogo estético: manifiesto sobre belleza natural
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Estoy de acuerdo
Política de cookies
Centro Marqués de Villamagna,8 (Urgencias dermatológicas). L-V 08:30 a 20:00 | Sab. 9:30h a 13:30 | 91 444 97 97
Solicitar cita Recibir Newsletters
Home / Escuela de la piel / Reflexiones de un dermatólogo estético: manifiesto sobre belleza natural
ver todo Escuela de la piel

Publicado por Redacción EP |27 de octubre de 2023

Reflexiones de un dermatólogo estético: manifiesto sobre belleza natural

Dr. Ricardo Ruiz Rodriguez

Dr Ricardo Ruiz Rodríguez manifiesto

En los últimos años la medicina estética es más accesible para todos, y está socialmente aceptada. Pero también está creando caras grotescas que curiosamente se parecen entre sí. Hoy quería compartir unas reflexiones sobre dónde estamos y cómo podemos prevenir los peligros del mal uso de esta disciplina.

Recuerdo una paciente que me comentaba: “Doctor, hay dos tipos de mujeres: las guapas y las pobres.” Es evidente que esta paciente era una clara defensora de la medicina estética y confiaba en sus poderes. 

La medicina estética ha evolucionado enormemente en los últimos años. En primer lugar, se ha democratizado. Hace unos años el mundo de la estética estaba reservado para la élite de la sociedad. Hoy muchas personas pueden acceder a infiltraciones o tratamientos con láseres sin tener un gran presupuesto. 

Por otro lado. realizarse tratamientos estéticos se ha convertido en algo socialmente aceptado. Ahora no es infrecuente ver a un varón en un restaurante con el cuero cabelludo rapado después de un injerto capilar. Y las mujeres comentan sin ningún rubor con quien se pinchan. También contemplamos esta aceptación en las nuevas generaciones: la duda que tienen los jóvenes no es si tratarse o no sino cuando deben empezar a tratarse. Y muchas veces hay que pararlos…

La medicina estética también es muy útil a partir de los 60 años. Cada vez vivimos más, y no es raro encontrar personas que se reinventan laboralmente a partir de la jubilación. Para seguir en el mercado laboral es interesante tener un buen aspecto, por lo que la medicina estética puede ayudar mucho a este sector creciente de la sociedad.

El problema que supone este enorme crecimiento de la medicina estética es que cada vez con mayor frecuencia nos encontramos con caras excesivamente tratadas, pómulos infinitos y labios grotescos. Además, las personas muy tratadas empiezan a parecerse entre sí de forma misteriosa, como si fueran familiares. Y muchas de estas alteraciones físicas son, desgraciadamente, irreversibles.

Por ello quería hacer un MANIFIESTO POR UNA BELLEZA NATURAL basado en 10 puntos. Aquí va nuestro DECÁLOGO:

1. Ningún tratamiento estético va a devolver es aspecto que tenía tu piel, tu boca o tu mirada de hace unos años.

Cada vez se conoce más los mecanismos por los que envejecemos. A pesar de ello, ningún tratamiento estético logra un resultado tan natural como el que poder tener años atrás. Por esta razón hay que ser consciente de este hecho y actuar de forma prudente con lo que uno se inyecta o se trata.

2. Fíjate en el aspecto del médico. Según está tratado, así acabarás tú

Hay médicos a los que les gusta los resultados discretos y otros que son más agresivos en los tratamientos. ¿Cómo saberlo de antemano? El aspecto del doctor/a te puede ayudar a tener esta información.

3. En estética hay que leer lo último y usar lo penúltimo

Periódicamente salen al mercado nuevas técnicas revolucionarias que prometen resultados naturales y eficaces. Sin embargo, hasta que una técnica o fármaco no está en el mercado un tiempo no conocemos realmente sus efectos secundarios a medio y largo plazo. Por ello no hay que tener prisa en usar los últimos tratamientos estéticos.

4. Ante la duda, “menos es más”. Los resultados discretos son los más elegantes

La medicina estética no debe intentar borrar a toda costa los signos de la edad. Hay determinadas arrugas que son estéticamente agradables. Hay que descubrir en cada paciente lo que decía Picasso: “la belleza de lo imperfecto”. Y educar a la gente en conservar un equilibrio entre la cara y otras partes del cuero como el cuello y las manos.

5. Cuidado con los rellenos

Todo relleno que te infiltres deja una “huella estética”. Coco Chanel decía que la cara que tienes a los 20 años te la da la naturaleza, pero la que tienes a los 50 años depende de ti. Sé prudente con los tratamientos, especialmente con los rellenos.

6. Si te preguntan qué te has hecho, cambia de médico

Todo el mundo promete resultados naturales. Pero el concepto de “naturalidad” está muy mal definido. La clave de un buen resultado estético es que te digan “qué buena cara tienes”. Si te preguntan “qué te has hecho” es que el resultado no es natural. La “indetectabilidad” de los tratamientos estéticos es un signo de excelencia.

7. No añadas demasiadas cosas a tu cuerpo: elimina

La tendencia actual es eliminar imperfecciones como manchas, cicatrices, venitas, así como peso y estrés. Además de eliminar todos estos factores, también es importante revitalizar la piel, inducir la producción de colágeno de forma natural a través de cremas, láseres, radiofrecuencias, ultrasonidos, etc.

8. No tengas expectativas altas

Hay una ecuación en estética que se basa en que un paciente satisfecho es la suma de un buen resultado y la resta de sus expectativas. Si el paciente tiene unas expectativas altas jamás va a estar satisfecho. Todas las técnicas de rejuvenecimiento producen resultados no espectaculares y por ello es conveniente tener las expectativas bajas.

9. Sonríe más

Varios estudios han demostrado que una sonrisa produce mejor impresión que la ropa que llevas o cualquier técnica estética que te hayas realizado. Por ello debes sonreír más. Si sonreímos haremos sentir mejor a los demás y sin duda nos sentiremos mejor nosotros mismos.

10. Las peores arrugas son las del alma.

No tengas miedo a envejecer. Es una batalla perdida. Disfruta del camino. Y se consciente que llega un momento en la vida en el que ya no se deben cumplir años, sino sueños.

Escuela de la Piel

Temas relacionados

C/ Marqués de Villamagna, 8. 28001 Madrid

L-V: 8:30 a 20:00 | Sábados: 9:30 a 13:30
Urgencias dermatológicas

C/ de La Masó , 83. 28034 Madrid

L-J 10:00 a 19:00 | Viernes de 10:00 a 13:00

C/ Paseo de la Habana, 43. 28036 Madrid

L:10:00 a 20:00 | M-J 10:00 19:00
Viernes a 10:00 a 13:30

Tlf: 91 444 97 97

Newsletter

Sí, quiero estar informad@ de las últimas noticias dermatológicas.

Certificado de calidad


El certificado de calidad DNV-GL es reconocido internacionalmente y confirma que una organización cumple con estándares de calidad, seguridad, sostenibilidad y/o gestión.

© 2024 Clínica Dermatológica Internacional.

Todos los derechos reservados.