Cicatrices Postquirúrgicas: Tipos, Tratamientos y Prevención - CDI
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Estoy de acuerdo
Política de cookies
Centro Marqués de Villamagna,8 (Urgencias dermatológicas). L-V 08:30 a 20:00 | Sab. 9:30h a 13:30 | 91 444 97 97
Solicitar cita Recibir Newsletters
Home / Escuela de la piel / Cicatrices Postquirúrgicas: Tipos, Tratamientos y Prevención
ver todo Escuela de la piel

Publicado por Redacción EP |23 de noviembre de 2023

Cicatrices Postquirúrgicas: Tipos, Tratamientos y Prevención

Cicatrices postquirúrgicas

Las cicatrices postquirúrgicas, en especial aquellas que surgen como consecuencia de tratamientos oncológicos, pueden tener un impacto significativo en la vida de una persona. Más allá de la preocupación estética, estas cicatrices pueden causar síntomas incómodos, como picor, rigidez, tirantez, sensibilidad e incluso dolor. Es fundamental comprender los diferentes tipos de cicatrices postquirúrgicas, sus causas y, lo más importante, cómo prevenirlas y tratarlas de manera efectiva.

Tipos de Cicatrices Postquirúrgicas

Las cicatrices postquirúrgicas pueden clasificarse en tres categorías principales: atróficas, hipertróficas y queloides.

- Cicatrices Atróficas: Estas cicatrices se caracterizan por presentar una apariencia deprimida o hundida en la piel. Suelen ser el resultado de la pérdida de tejido en la zona de la incisión. El aspecto de la piel parece cedido o agujereado, lo que puede afectar la autoestima y la confianza de una persona.

- Cicatrices Hipertróficas: Las cicatrices hipertróficas son aquellas que se vuelven firmes y sobreelevadas en el lugar de la incisión, a menudo enrojecidas. Por lo general, aparecen entre las 4 y 8 semanas posteriores a la cirugía. Estas cicatrices a menudo pueden causar picor y malestar.

- Queloides: Las cicatrices queloides se caracterizan por extenderse más allá del área de la incisión original y, en algunos casos, pueden aparecer años después del procedimiento quirúrgico. Estas cicatrices son una consecuencia de una alteración en el proceso de curación de heridas, con un exceso de proliferación de fibroblastos y depósito de colágeno de manera desorganizada. Suelen desarrollarse en áreas sometidas a una gran tensión.

Causas y Factores de Riesgo

Las cicatrices anómalas, como las hipertróficas y los queloides, pueden surgir por diversas razones. Los factores de riesgo incluyen:

- Genética: La predisposición genética juega un papel importante en la formación de queloides.

- Tensión en la Piel: Las cicatrices queloides a menudo se desarrollan en áreas de alta tensión en la piel, como el pecho o los hombros.

- Tipo de Cirugía: Algunos procedimientos quirúrgicos, como la cirugía cardíaca o la cirugía mamaria, tienen un mayor riesgo de desarrollar cicatrices anómalas.

- Heridas Abiertas: Las heridas que se abren o se infectan tienen un mayor riesgo de desarrollar cicatrices anómalas.

Prevención y Cuidado de Cicatrices

La prevención y el cuidado adecuados de las cicatrices son esenciales para minimizar su impacto. Aquí hay algunas medidas clave:

- Mantener la Zona Limpia: Mantener la zona de la incisión limpia y libre de infecciones es crucial para la correcta curación.

- Protección Solar: La exposición al sol puede empeorar las cicatrices y causar hiperpigmentación. Es fundamental aplicar protector solar y mantener la cicatriz cubierta cuando se exponga al sol.

- Evitar la Exposición al Sol: Durante el proceso de curación, evita la exposición prolongada al sol para prevenir la hiperpigmentación.

Tratamientos para Cicatrices Postquirúrgicas

El tratamiento de las cicatrices postquirúrgicas depende del tipo de cicatriz y su gravedad. A continuación, se describen los enfoques de tratamiento más comunes:

- Cicatrices Atróficas: Para elevar estas cicatrices, se utiliza un procedimiento llamado microneedling, que implica pequeñas punciones en la cicatriz para inducir la producción de colágeno y mejorar la depresión. También se pueden utilizar inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP) o ácido hialurónico para mejorar la apariencia de la cicatriz. Los tratamientos con láser también son eficaces para las cicatrices atróficas.

- Cicatrices Hipertróficas y Queloides: Las cicatrices hipertróficas y los queloides a menudo responden bien al uso de productos de silicona, como parches o geles. Estos productos funcionan al aumentar la hidratación de la piel y mantener una temperatura óptima bajo una membrana oclusiva. Es importante aplicarlos después de que la cicatriz haya epitelizado, generalmente alrededor de las 2 semanas posteriores a la cirugía. En zonas de alta movilidad o en climas húmedos, los geles pueden ser especialmente útiles. Además de los productos de silicona, los tratamientos con láser y los fármacos intralesionales también pueden ser efectivos para reducir estas cicatrices. Se pueden combinar diversos enfoques de tratamiento para obtener los mejores resultados.

- Tratamientos Complementarios: Además de los tratamientos mencionados, existen enfoques complementarios que pueden ayudar a mejorar la apariencia de las cicatrices postquirúrgicas. Consulta a un especialista para obtener orientación y recomendaciones personalizadas.

El Papel de un Especialista

Es fundamental consultar a un especialista lo antes posible para el tratamiento de las cicatrices postquirúrgicas. Además, es importante destacar que en el caso de pacientes que han recibido tratamientos oncológicos, la piel puede estar alterada debido a la quimioterapia, inmunoterapia, hormonoterapia y radioterapia. Por lo tanto, se requiere un enfoque especializado para abordar estas cicatrices de manera efectiva.

Conclusión

En resumen, las cicatrices postquirúrgicas pueden tener un impacto significativo en la vida de una persona, tanto desde el punto de vista físico como emocional. La prevención y el tratamiento adecuados desempeñan un papel crucial en la minimización de los síntomas y la mejora de la apariencia de estas cicatrices. Consultar a un especialista es esencial para obtener orientación y recomendaciones personal.

Escuela de la Piel

Temas relacionados

C/ Marqués de Villamagna, 8. 28001 Madrid

L-V: 8:30 a 20:00 | Sábados: 9:30 a 13:30
Urgencias dermatológicas

C/ de La Masó , 83. 28034 Madrid

L-J 10:00 a 19:00 | Viernes de 10:00 a 13:00

C/ Paseo de la Habana, 43. 28036 Madrid

L:10:00 a 20:00 | M-J 10:00 19:00
Viernes a 10:00 a 13:30

Tlf: 91 444 97 97

Newsletter

Sí, quiero estar informad@ de las últimas noticias dermatológicas.

Certificado de calidad


El certificado de calidad DNV-GL es reconocido internacionalmente y confirma que una organización cumple con estándares de calidad, seguridad, sostenibilidad y/o gestión.

© 2024 Clínica Dermatológica Internacional.

Todos los derechos reservados.