Ácido Glicólico: El Secreto para una Piel Joven y Radiante -
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Estoy de acuerdo
Política de cookies
Centro Marqués de Villamagna,8 (Urgencias dermatológicas). L-V 08:30 a 20:00 | Sab. 9:30h a 13:30 | 91 444 97 97
Solicitar cita Recibir Newsletters
Home / Escuela de la piel / Ácido Glicólico: El Secreto para una Piel Joven y Radiante
ver todo Escuela de la piel

Publicado por Redacción EP |23 de mayo de 2024

Ácido Glicólico: El Secreto para una Piel Joven y Radiante

En el mundo del cuidado de la piel, el ácido glicólico ha emergido como un componente esencial, reconocido tanto por consumidores como por los expertos en belleza. Este alfa-hidroxiácido (AHA), derivado de fuentes naturales como la caña de azúcar, las uvas y la leche, se destaca por sus propiedades exfoliantes y rejuvenecedoras. A continuación, exploraremos en detalle qué es el ácido glicólico, sus beneficios, cómo utilizarlo y las precauciones necesarias para aprovechar al máximo este potente ingrediente.

¿Qué es el Ácido Glicólico?

El ácido glicólico es un alfa-hidroxiácido (AHA) que se encuentra naturalmente en ciertos alimentos. En el ámbito del cuidado de la piel, se utiliza por su capacidad para exfoliar y rejuvenecer la piel. Su fórmula química simple le permite penetrar profundamente en la piel, proporcionando beneficios notables.

Beneficios del Ácido Glicólico

Exfoliación Profunda

Uno de los beneficios más destacados del ácido glicólico es su capacidad para exfoliar profundamente la piel. Al disolver las células muertas en la capa más externa, deja la piel más fresca y renovada. Esta exfoliación no solo mejora la textura de la piel, sino que también reduce la apariencia de los poros dilatados y elimina las células muertas que pueden contribuir a una apariencia opaca.

Unificación del Tono de la Piel

El ácido glicólico ayuda a unificar el tono de la piel al reducir visiblemente las manchas oscuras y la hiperpigmentación. Esto resulta en un cutis más luminoso y uniforme. Este efecto es especialmente beneficioso para quienes sufren de manchas solares o de acné.

Estimulación del Colágeno

Este ácido también es conocido por su capacidad para estimular la producción de colágeno, una proteína crucial para la firmeza y elasticidad de la piel. A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye, lo que lleva a la formación de arrugas y líneas de expresión. La aplicación regular de productos con ácido glicólico puede contrarrestar este proceso, promoviendo una apariencia más juvenil.

Tratamiento del Acné

El ácido glicólico es un excelente aliado en el tratamiento del acné y las cicatrices que deja. Su capacidad exfoliante ayuda a destapar los poros obstruidos, reduciendo la formación de nuevas imperfecciones. Además, promueve la renovación celular y la regeneración de la piel, lo que contribuye a la atenuación de cicatrices de acné.

Aplicación y Uso del Ácido Glicólico

Concentraciones y Formulaciones

En productos de venta libre, el ácido glicólico suele encontrarse en concentraciones que van del 5% al 10%. Para tratamientos profesionales, se pueden usar concentraciones más altas, hasta el 70%, pero estos deben ser aplicados por dermatólogos o esteticistas capacitados. Se puede encontrar en una variedad de productos, incluidos limpiadores, tónicos, sueros, cremas y peelings químicos.

Cómo Usarlo

Es conveniente comenzar con productos de baja concentración y aumentar gradualmente para permitir que la piel se acostumbre. Idealmente, los productos con ácido glicólico deben aplicarse por la noche, de una a tres veces por semana, dependiendo de la tolerancia de la piel. Si es un producto con aclarado, como una mascarilla, debe dejarse actuar entre cinco y 15 minutos. Es esencial usar protector solar durante el día, ya que el ácido glicólico aumenta la sensibilidad de la piel a los rayos UV.

Precauciones

El ácido glicólico no está recomendado para mujeres embarazadas, personas con infecciones activas en la piel, quemaduras solares, eczema, inflamación en la piel, herpes simple activo o piel muy sensible. Además, su uso debe ser gradual para evitar irritaciones, enrojecimiento y sensibilidad al sol.

Propiedades del Ácido Glicólico

Penetración Profunda

Gracias a su pequeña estructura molecular, el ácido glicólico puede penetrar profundamente en la piel, alcanzando capas más internas. Esto maximiza sus beneficios, ya que no solo exfolia superficialmente, sino que también promueve la renovación celular desde dentro.

Hidratación

El ácido glicólico actúa como humectante, atrayendo y uniendo el agua a las células de la piel. Esto ayuda a mantener la piel hidratada, mejorando su apariencia general y reduciendo los signos del envejecimiento.

Tratamiento de Afecciones Cutáneas

Este ácido es útil para tratar diversas afecciones de la piel, como la sequedad, la psoriasis, la rosácea y el eccema, siempre y cuando se utilice en las concentraciones adecuadas por lo que es imprescindible que lo utilices bajo supervisión de tu dermatólogo. Además, combate las verrugas, la piel áspera y los puntos negros, y ayuda a regular la producción de sebo en pieles grasas.

Comparación con Otros Ingredientes

Ácido Glicólico vs. Retinol

El ácido glicólico se recomienda más para pieles con tendencia grasa y problemas de acné, mientras que el retinol es más adecuado para pieles con tendencia a la hiperpigmentación y manchas. Ambos ingredientes son efectivos, pero su uso depende del tipo de piel y de las necesidades específicas. Un dermatólogo podrá asesorarte sobre su uso antes de incluirlo en tu rutina cosmética.

Combinación con Otros Ingredientes

El ácido glicólico se puede combinar con ingredientes hidratantes como la glicerina y productos de origen vegetal o botánico, como el aloe vera. Sin embargo, debe evitarse la combinación con otros ácidos fuertes que puedan resultar agresivos para la piel, especialmente en pieles sensibles.

Efectos Secundarios y Contraindicaciones

Como con cualquier ácido, es importante empezar a usar productos con ácido glicólico de manera progresiva. En algunos casos, puede provocar enrojecimiento, ardor, sensibilidad a la luz o sensación de quemazón. Además, no está recomendado para mujeres embarazadas y personas con infecciones activas en la piel. Antes de introducirlo en tu rutina, consulta con un dermatólogo si es adecuado para tu piel.

Conclusión

El ácido glicólico es un ingrediente poderoso y versátil en el cuidado de la piel, conocido por su capacidad para exfoliar, unificar el tono, estimular la producción de colágeno y tratar el acné. Su uso adecuado puede transformar la piel, haciéndola más luminosa, suave y joven. Sin embargo, es crucial seguir las recomendaciones y precauciones de su médico para evitar efectos secundarios y obtener los mejores resultados. Introducir el ácido glicólico en tu rutina de belleza puede ser la clave para lograr una piel radiante y saludable.

Presupuesto

CDI ofrece la posibilidad de recibir un presupuesto online para su tratamiento, pero este puede variar ligeramente tras el diagnóstico presencial del paciente. Solicítelo aquí.

Financiación

CDI pone a disposición de sus pacientes opciones de financiación a 3, 6, 10 y 12 meses a un 0% de interés. Solicítelo aquí.

Escuela de la Piel

Temas relacionados

C/ Marqués de Villamagna, 8. 28001 Madrid

L-V: 8:30 a 20:00 | Sábados: 9:30 a 13:30
Urgencias dermatológicas

C/ de La Masó , 83. 28034 Madrid

L-J 10:00 a 19:00 | Viernes de 10:00 a 13:00

C/ Paseo de la Habana, 43. 28036 Madrid

L:10:00 a 20:00 | M-J 10:00 19:00
Viernes a 10:00 a 13:30

Tlf: 91 444 97 97

Newsletter

Sí, quiero estar informad@ de las últimas noticias dermatológicas.

Certificado de calidad


El certificado de calidad DNV-GL es reconocido internacionalmente y confirma que una organización cumple con estándares de calidad, seguridad, sostenibilidad y/o gestión.

© 2024 Clínica Dermatológica Internacional.

Todos los derechos reservados.