Subir arriba
  1. Inicio
  2. Impétigo

Impétigo

Impétigo

¿Qué es el Impetigo?

El impétigo es una infección superficial de la piel producida por el Staphylococo (70% de los casos), el Streptococo (15%) o ambos. Es una de las infecciones más frecuentes en la edad pediátrica. Los traumatismos cutáneos mínimos, tales como picaduras de insectos, la humedad y el calor pueden favorecer la aparición de las lesiones.

El impétigo puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente en zonas descubiertas como la cara o las extremidades. Las lesiones empiezan como pequeñas manchas rojizas, rápidamente se forman vesículas o ampollas que se rompen fácilmente con liberación de un líquido turbio que al secarse deja costras de color miel muy características.

El impétigo es contagioso y se extiende progresivamente por autoinoculación, por medios de los dedos, toallas o ropa con aparición de nuevas lesiones en zonas vecinas o a distancia.

El tratamiento de las lesiones comienza por unas medidas higiénicas adecuadas. Las cremas de antibióticos son muy efectivas en casos de lesiones localizadas.  Los antibióticos orales se usan en casos más extensos o resistentes.

En ocasiones el paciente o sus convivientes pueden ser portadores de Staphilococo en las fosas nasales, por lo que es importante tratar también esta zona para evitar que se sigan propagando las lesiones.