Subir arriba
  1. Inicio
  2. Tratamientos
  3. Hilos Tensores

Hilos Tensores

  • Informacion
  • Muy tolerable Muy tolerable
  • No quirúrgico Proceso no quirúrgico
  • Lunch time Lunch time treatment

Descripción

En CDI utilizamos tres tipos de hilos:

  • LOS MINIHILOS DE PDO (efecto tensado suave y revitalizador)
  • LOS HILOS SILHOUETTE BY CDI (efecto tensado más intenso)
  • LOS HILOS ESPICULADOS o BARBADOS (efecto tensado más intenso)

Los minihilos de Polidioxanona (PDO)

Mini hilos Polidioxanona

Consisten en la implantación de múltiples hilos finos creando una red vectorial que actúa como soporte del tejido dérmico. Provoca un efecto lifting inmediato, aunque su objetivo a medio plazo se consigue a las pocas semanas por estimulación de colágeno alrededor de los mismos.

Su aplicación es rápida (15 a 30 minutos) y segura, mediante técnica ambulatoria. Sólo precisa anestesia tópica local. Permite la incorporación del paciente a su vida cotidiana de forma inmediata.

Los hilos se implantan en la dermis profunda con la utilización de agujas finas muy flexibles, de distintas longitudes y espesor, las más adecuadas para cada zona a tratar.
El número de hilos utilizado variará en función de las necesidades de cada paciente.
Al retirar las agujas de la piel quedan integrados los mini hilos.

La tensión y el efecto revitalizador producido por los hilos implantados ocasionan, desde el primer momento, un efecto lifting. El efecto tensor es progresivo y es máximo a partir de los 10 o 15 días y dura alrededor de 8-12 meses.

Los hilos Silhouette by CDI

Son hilos con unos conos de ácido poliláctico que se introducen con una aguja muy fina en la piel. Los hilos, gracias a los conos, se anclan dentro del tejido de la piel y, de esta manera, permiten tensarla con facilidad. Son los conos que llevan estos hilos los que nos permiten levantar tejidos faciales para corregir el descolgamiento de la piel. 

Hilos Silhouette by CDI
Hilos Silhouette by CDI

Estos hilos los utilizamos para tensar:

  • la línea mandibular
  • las mejillas
  • el cuello
  • las cejas

Además del efecto tensor del hilo existe otro efecto de generación de colágeno debido a la composición del hilo a base de ácido poliláctico.

La técnica se realiza con anestesia local y dura alrededor de 30 minutos. Puede existir algún hematoma e inflamación en la zona. El paciente se puede maquillar después del procedimiento.

Nosotros utilizamos la técnica SILHOUETTE BY CDI , una técnica basada en la experiencia del tratamiento de muchos pacientes para conseguir resultados naturales y duraderos. En ocasiones dependiendo de la anatomía de cada paciente combinamos la técnica con ultrasonidos tipo Ultherapy y con mini-hilos PDO.

Hilos Espiculados o Barbados

Son de polidioxanona, un material altamente seguro aplicado en técnicas de cirugía cardiaca, y reabsorbible. Con su colocación (que también puede ser combinado con hilos monofilamento) evitamos la flacidez del rostro consiguiendo un efecto tensor.

La diferencia con los mini hilos radica en su grosor, están compuestos de pequeñas espículas por las que se anclan en la dermis para tensar la piel.

Al igual que los anteriores, además del efecto tensor, se le suma el efecto de generación de colágeno.

En ocasiones combinamos la técnica con ultrasonidos focalizados (Ultherapy) y con mini hilos PDO.

Proceso y técnica

Su aplicación es rápida (de 15 a 30 minutos) y segura, pudiendo retomar su vida social y/o laboral inmediatamente.

En pocas ocasiones es preciso aplicar crema anestésica previamente.

Primeramente, se define y marca con un lápiz la dirección en la que deseamos que se produzca la mayor tensión.

Los hilos se implantan en la dermis gracias a unas agujas finas y muy flexibles. El número de hilos y su dirección varía en función de las necesidades de cada persona.

Recomendaciones posteriores

Para asegurar un perfecto tensado de la piel hay que evitar la manipulación manual del área tratada durante los primeros días.

Las molestias posteriores consisten en inflamación discreta transitoria y posibilidad de hematoma, ambos sin trascendencia clínica que se resuelve en pocos días.

No hay inconveniente en aplicar los tratamientos cosméticos habituales, incluido el maquillaje.

Se realiza una primera evaluación tras el tratamiento en un plazo de 2 a 4 semanas, aunque los resultados definitivos pueden llegar a verse a los 2 o 3 meses.

Si es necesario, se pueden implantar nuevos hilos hasta conseguir el efecto deseado.

Para quién

Está indicado en los casos de flacidez leve a moderada, tanto en el tercio medio como inferior de la cara y el cuello. También se obtienen buenos resultados en escote, cara interna de brazos y muslos y en la flacidez periumbilical.

Es una excelente alternativa a otros tratamientos más invasores para PREVENIR, FRENAR Y MEJORAR los primeros signos de flacidez.

No sustituye a un lifting quirúrgico, porque su efecto elevador es limitado, pero puede ser una buena opción para retrasarlo unos años más o evitarlo con el tiempo.

Resultados

  • Efecto lifting. La tensión ocasionada por los hilos implantados junto con el discreto edema a su paso por la dermis ocasionan al instante un efecto lifting. A medida que el edema desaparece, es sustituido por colágeno, originando un efecto tensor progresivo y es máximo alrededor de los 2 o 3 meses.
  • Regeneración celular. El implante de hilos acelera la micro circulación en la zona tratada; esto estimula la regeneración celular con aumento de la síntesis de colágeno durante varios meses, tiempo que tardan los hilos en ser reabsorbidos por el organismo.
  • Mayor luminosidad de la piel debido a una mayor oxigenación de los tejidos.
  • Mejoría de arrugas y pliegues. Por migración de los fibroblastos en la dirección del hilo, con la consiguiente producción de colágeno.

 

 

Tratamientos relacionados