Subir arriba

Botox

  • Muy tolerable Muy tolerable
  • Lunch time Lunch time treatment
  • Tiempo sesion 15 minutos
  • Duracion efecto Efectos durante 4 a 6 meses
  • No quirúrgico Proceso no quirúrgico

Descripción

Bótox es el primer tratamiento de elección para arrugas de expresión, es el procedimiento no quirúrgico más demandado en USA con más de 3,5 millones de tratamientos al año.

El Bótox es muy seguro

Al contrario de la fama que tiene el Bótox en España, es un tratamiento muy seguro. Se utiliza desde hace más de 20 años y se puede afirmar que el Bótox ha supuesto una revolución en la Medicina (no sólo estética), también en muchos ámbitos terapéuticos. De hecho es tan seguro que se emplea en niños, para tratar por ejemplo el estrabismo, en dosis muchísimo más elevadas a las que se emplean en tratamientos estéticos.

En los últimos años el Bótox se ha convertido en la técnica estética más utilizada en todo el mundo. La rapidez del tratamiento, su seguridad y los rápidos resultados ha hecho que esta técnica, que en un principio era reservada para personas de alto nivel económico, modelos, personas del mundo del espectáculo y de la televisión se haya convertido en un tratamiento antienvejecimiento que actualmente realizan personas de todas las clases sociales.

¿Cómo funciona el Bótox?

El Bótox actúa relajando la musculatura responsable de la arrugas dinámicas o líneas de expresión. También previene la aparición de otras nuevas arrugas por lo que también es un buen tratamiento preventivo. El tratamiento aplicado por profesionales médicos experimentados consigue un aspecto natural y relajado y un rejuvenecimiento del aspecto general de la cara.

El mecanismo de acción del Bótox no elimina el funcionamiento del músculo. El músculo sigue con un funcionamiento normal. El Bótox sólo impide que el nervio le diga al músculo que debe contraerse. Esta "orden" se hace a través de un neurotransmisor que se llama acetilcolina. El Bótox disminuye la liberación de acetilcolina, impidiendo de esta forma la contracción muscular.

¿Qué tipo de arrugas elimina el Bótox ?

Básicamente hay dos tipos de arrugas. Las arrugas dinámicas o de expresión son las arrugas que se forman al gesticular, y están fundamentalmente alrededor de los ojos y de la boca. Por otro lado están las arrugas estáticas, que no cambian apenas con las distintas expresiones de la cara.

Las arrugas dinámicas se producen por contracción muscular (entrecejo, patas de gallo, arrugas de la frente, etc) mientras que las arrugas estáticas se forman por la inserción de determinados músculos en la piel.

La toxina botulínica actúa sólo sobre las arrugas dinámicas o de expresión. Al relajar el músculo, las arrugas de expresión desaparecen o disminuyen, en función de la dosis de toxina botulínica.

MITOS

El Bótox causa el botulismo

Algunas personas asocian el botulismo a la Toxina Botulínica y este hecho crea cierta intranquilidad. Lo que hay que dejar claro es que lo que contiene la Toxina Botulínica es una minúscula parte de la sustancia que segrega la bacteria del botulismo. En la inyección no hay absolutamente ninguna bacteria, nada vivo.

El Bótox me hará perder naturalidad

Según nuestra experiencia, cuando se administra correctamente por un profesional, los tratamientos inyectables ofrecen un aspecto natural. 

"No me gustan esos labios con Bótox"

El Bótox relaja la actividad muscular, con lo que se corrigen las arrugas de expresión producidas por la gesticulación. Los lábios que nos pueden parecer inestéticos son los que han recibido algún tipo de relleno. El Bótox no rellena. Hay rellenos de muchos tipos y hay que evitar siempre los que son permanentes. El relleno más empleado es el Acido Hialurónico que es un componente natural de la piel completamente reabsorbible, su función es la retención de agua y la hidratación. Este producto tal y como su nombre indica, rellena las arrugas estáticas de la piel y mejora los surcos cutáneos.

El Bótox es adictivo

Físicamente no se puede ser adicto al Bótox, pero sí que es cierto que sus resultados son tan satisfactorios que la mayoría de nuestros pacientes, una vez que lo han probado, lo incorporan en su ritual de tratamiento de forma habitual.

Cuando deje de usar Bótox estaré peor que antes

Al contrario, al tratarse de un tratamiento que combate las arrugas de expresión, en ocasiones al pasar el efecto del Bótox se ha producido una reeducación de la gesticulación (por ejemplo, se ha eliminado la costumbre de fruncir el ceño sin motivo) y se acentúan menos las arrugas que existían. Sí que hay que tener en cuenta que el Bótox no detiene el proceso de envejecimiento, solo relaja la musculatura, con lo que si un paciente empieza a pincharse Bótox con 40 años y deja de usarlo a los 55, cuando deje de usarlo no tendrá el mismo aspecto que tenía con 40 años.

Proceso y técnica

Es importante que el médico realice una buena historia médica, valorando en primer lugar la existencia de alguna enfermedad neurológica o la toma de algún fármaco que fuera incompatible con el Bótox. En el caso de mujeres es fundamental estar seguro de que no existe embarazo o lactancia, ya que este fármaco está contraindicado en estas situaciones.

Es importante destacar que en España sólo los profesionales médicos: Dermatólogos, Médicos Estéticos o Cirujanos Plásticos, pueden llevar a cabo tratamientos de inyección de Bótox. En otros países la normativa es distinta, y por ejemplo en UK es muy habitual que estos tratamientos los realicen enfermeras.

Antes de realizar el tratamiento el paciente debe ser informado con la máxima precisión lo que va a conseguir con el Bótox , es decir, tener unas expectativas realistas del tratamiento. Por ello la consulta previa con el doctor debe aclarar todas las dudas en relación a los resultados del tratamiento así como de sus posibles efectos secundarios (que son muy infrecuentes y de darse consisten en algún pequeño hematoma) . Además el paciente debe de saber el momento ideal para realizar la técnica ya que no conviene antes de un evento social o laboral importante por la posibilidad de que aparezca un hematoma.

Antes del tratamiento la enfermera debe desmaquillar al paciente y hacer fotos para poder valorar los resultados. El Bótox se aplica mediante inyección, produciendo una relajación del músculo donde es inyectado. No deja cicatrices ni produce inflamación alguna. El dolor es mínimo. No es necesario anestesia. En tratar la cara entera se tarda alrededor de 5 minutos. Los efectos se notan a los 4-5 días.

Los efectos duran alrededor de tres meses. A partir de este periodo los músculos progresivamente van recuperando su fuerza y las arrugas empiezan a aparecer de nuevo, pero nunca con mayor intensidad que antes de la aplicación. A medida que una persona va realizando tratamientos, la duración es cada vez mayor. Sin embargo la técnica empieza a perder eficacia partir de los 65 años debido a que la flaccidez aumenta y el Bótox sólo actúa sobre las arrugas de expresión.

Inmediatamente puedo hacer vida normal después del tratamiento. En nuestra consulta las enfermeras maquillan al paciente después de las infiltraciones. Para que el Bótox no difunda a los párpados recomendamos no tumbarse en cuatro horas e intentar dormir con dos almohadas durante 2 noches. También es conveniente no hacer deporte el día del tratamiento para que el Bótox no se desplace a músculos que no queremos relajar. No conviene masajear la zona tratada el mismo día ya que puede hacer que el Bótox se desplace.

¿Con qué frecuencia se debe repetir? Depende de los gestos y la fisonomía de cada paciente. Algunas personas con gesticulación muy marcada realizan el tratamiento cada 3 meses para conseguir la máxima eficacia. Otras personas con unos músculos menos potentes realizan el tratamiento cada 6 meses. Lo normal es repetir el tratamiento cada 4 o 5 meses.

El Bótox puede:

  • Relajar los músculos contraídos, eliminando arrugas del entrecejo, patas de gallo, frente, alrededor de la boca, etc.
  • Producir un efecto elevador o "lifting" de las cejas, nariz, comisura de la boca, línea mandibular, etc.

El Bótox no puede:

  • Eliminar manchas o venas de la piel
  • Activar la formación de colágeno o elastina
  • "Tensar" la piel fláccida.
  • "Rellenar" los surcos de la cara.

Tipos de Bótox:

Estamos habituados a denominar Bótox a cualquier tratamiento con Toxina Botulínica, pero en realidad Bótox es la marca comercial del Laboratorio Allergan para los tratamientos terapéuticos no estéticos, pero al ser la primera marca se ha establecido como un genérico.

El nombre científico del Bótox es Toxina Botulinca tipo A. Lleva desde 1987 utilizándose como tratamiento de las líneas de expresión, desde que la doctora Jean Carruthers descubrió de forma totalmente accidental que un paciente suyo que sufría blefaroespasmo y a quien le estaba tratando con Toxina Botulínica tipo A, empezó a notar que al mismo tiempo que le solucionaba la contracción del párpado, le iban desapareciendo las arrugas del entrecejo y de las patas de gallo y por tanto lucía un aspecto mucho más joven.

Desde entonces, la Toxina Botulínica se ha extendido a todos los países, llegando a principios de 2004 a España. La pionera en comercializar la toxina fue la multinacional Allergan con Vistabel® , seguido por Azzalure® de la compañía farmacéutica Galderma en septiembre de 2009 y en último lugar en enero de 2011 Bocouture® de los laboratorios Merz Aesthetics.

Las tres marcas tiene el mismo principio activo en sus fórmulas que es la Toxina Botulínica tipo A, y las tres obtienen los mismos resultados y los mismos efectos a los pacientes en cuanto a la duración de los efectos, los resultados, etc…

Pero deben considerarse como moléculas distintas por su diferente modo de obtención, peso molecular, excipientes y unidades, además del método de purificación que determina cómo debe conservarse. La única que no precisa de frío constante es Bocouture, es decir se transporta y se almacena en la consulta a temperatura ambiente lo que facilita su manipulación.

Diversos estudios clínicos y documentos realizados en pacientes han demostrado que la duración del efecto de la toxina botulínica en los tratamientos estéticos depende del área tratada, la dosis y la fórmula empleada y se podría prolongar con la reiteración de las aplicaciones, pero no depende de la toxina utilizada. Por lo tanto el uso de una u otra dependerá de cada profesional médico.

Nuestra experiencia nos dice que a pesar de que existan ligeras diferencias entre ellas, el paciente no las aprecia ya que éstas se basan más en técnicas de infiltración y de conservación que en los efectos.

neral no lo aprecia ya que éstas se basan más en técnicas de infiltración y de conservación que en los efectos.

Para quién

La mayoría de personas pueden acceder a un tratamiento con Botox, salvo aquellos que tengan alguna infección en la piel, pacientes con hipersensibilidad y mujeres gestantes. Y desde un punto de vista estético, no tiene sentido aplicar Bótox antes de que aparezcan las primeras arrugas de expresión.

Actualmente en nuestra consulta aproximadamente el 90% de los pacientes de toxina botulínica son mujeres y el 10% hombres, aunque es un tratamiento muy agradecido en los hombres.

Botox en hombres

Según el New York Times el candidato a la presidencia por el partido republicano Joe Biden se hizo inyectar Botox antes de los debates electorales para proporcionar una imagen fresca y relajada a los votantes. Y la compañía Allergan, que comercializa Botox/Vistabel ha creado una web específica para hombres www.botoxcosmetic.com cuya imagen es el nadador olímpico Mark Spitz el cual ha empezado a ponerse Botox este año.

El mercado del Botox está aumentando tanto en los hombres que los periodistas británicos lo han apodado "Boytox".

Aunque la mayor parte de las personas que se someten a tratamiento siguen siendo mujeres, cada vez es mayor el número de hombres que solicitan este tratamiento para suavizar las arrugas y tener una mirada más descansada. Actualmente en nuestra consulta aproximadamente el 90% de los pacientes de toxina botulínica son mujeres y el 10% hombres.

Según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Estética, el año pasado más de 500.000 americanos varones se inyectaron toxina botulínica. La segunda técnica realizada más frecuentemente en hombres fue el láser de depilación.

En relación a la toxina botulínica, el porcentaje ha subido más de un 300% desde el año anterior. La edad a la que los hombres se inyectan toxina botulínica varía entre un 30% entre los 30 y 40 años, y un 50% entre los 40 y 50 años. Cada vez la edad en la que los hombres comienzan el tratamiento es más temprana, conscientes del efecto "preventivo" de arrugas que posee dicho tratamiento.

La técnica es distinta en hombres y mujeres, La leyenda de que las técnicas estéticas son sólo para mujeres desaparece a medida que los hombres se encuentran más cómodos con ellas y constatan que de forma segura y natural les proporciona una mirada más descansada. En el campo de la dermatología cosmética los hombres siguen el camino trazado por las mujeres. Sin embargo las expectativas son algo distintas; mientras que las mujeres suelen ser más exigentes, los hombres suelen conformarse con resultados más discretos.

Por lo general los músculos de la cara de los hombres son más potentes que los de las mujeres por lo que en su caso se suele necesitar más dosis y más puntos de inyección. En su caso es todavía más importante que en las mujeres mantener la expresión y no eliminar todas las arrugas ya que por lo general las arrugas de expresión son más marcadas y la eliminación total de esas arrugas produciría un resultado no natural.

Las zonas más demandadas por los hombres son el entrecejo y la frente. Un entrecejo marcado da una mirada demasiado agresiva mientras que unas arrugas profundas en la frente producen una imagen de preocupación.

Al realizar la técnica es muy importante valorar la posición de las cejas en los hombres. Un rostro femenino armónico tiene las cejas en forma de arco, manteniendo la máxima distancia entre la parte central de las mismas y el párpado. Sin embargo en un hombre atractivo tiene la ceja recta y existe menos distancia entre ellas y el párpado superior. Por ello la técnica de inyección es distinta en hombres y mujeres. No hay más que fijarse en que un hombre con las cejas arqueadas proyecta una mirada excesivamente femenina.

Resultados

 

Los efectos del Bótox son temporales. Después de la inyección los nervios que están bajo la acción de la proteína comienzan a ramificarse para crear nuevas uniones entre el nervio y el músculo.

Esta "reconexión" puede tardar varias semanas hasta que en 3 o 4 meses el músculo empieza a recibir nuevas órdenes para contraerse.

El efecto sería similar a cuando nos rompemos una pierna y estamos escayolados unas semanas. Cuando nos retiran la escayola podemos mover la pierna pero nuestros músculos están más débiles. Progresivamente vamos recuperando la fuerza en la musculatura hasta volver a tener la misma fuerza que antes.

Decálogo del Botox

DECÁLOGO DE EXPERTOS SOBRE LA TOXINA BOTULÍNICA

Este decálogo está realizado por cinco de los dermatólogos más reputados de nuestro país: Dr. Josep González Castro, Dr. Ricardo Ruíz, Dr. Manuel Asín, Dra. Nerea Lama, Dr. Vicent Alonso

  1. EL BOTOX MEJORA ARRUGAS DE EXPRESION. El BOTOX es el tratamiento ideal para mejorar las arrugas de expresión, como el entrecejo, las patas de gallo y las arrugas de la frente. Suavizamos expresiones para no mostrar la tensión acumulada. La pérdida de volumen, la calidad de la piel y la flaccidez debe tratarse con otras técnicas dermatológicas.
  2. EL BOTOX ES SEGURO. El BOTOX es un tratamiento médico muy seguro. En más del 50% de los casos el BOTOX se usa para fines médicos como tratamiento de migrañas, sudoración excesiva, tics, estrabismo, etc. Su uso seguro en niños hace que el tratamiento sea muy utilizado en la edad pediátrica para mejorar movimientos musculares anormales.
  3. CUIDADO CON LA DOSIS. Para conseguir resultados naturales y dejar expresión al paciente se deben usar dosis adecuadas de BOTOX. Los músculos deben relajarse, no paralizarse con dosis demasiado altas.
  4. EL BOTOX PREVIENE ARRUGAS. El BOTOX tiene un efecto preventivo sobre el envejecimiento al “educar” la musculatura facial.
  5. CADA PACIENTE ES DISTINTO. No todos los pacientes requieren la misma técnica de inyección. La distinta anatomía de cada paciente hace que para conseguir resultados naturales los sitios de inyección y la dosis deben ajustarse en cada caso. La técnica de inyección en hombres y mujeres es totalmente diferente. Por ejemplo, la forma de la ceja de la mujer, en “ala de gaviota” es totalmente diferente a la forma de la ceja masculina, que es recta y más próxima al párpado.
  6. NECESIDAD DE REPETIR EL TRATAMIENTO. Recomendamos repetir el tratamiento cada 4-6 meses y es conveniente anticiparse al fin del efecto.
  7. ABORDAJE FACIAL GLOBAL. La cara debe tratarse de una forma global para conseguir resultados naturales. Por ello es conveniente tratar la cara completa con BOTOX para relajar los músculos “depresores” de la expresión facial.
  8. EL BOTOX NOS PUEDE HACERNOA SENTIR MEJOR. El BOTOX inyectado de forma adecuada reduce los gestos de preocupación y tristeza. Se ha demostrado que este efecto sobre nuestra expresión facial mejora nuestro estado de ánimo. Es decir que nos sentimos mejor porque nos vemos mejor.
  9. LOS MALOS RESULTADOS SE DEBEN A UNA MALA TECNICA. El BOTOX es como un bisturí: se pueden conseguir resultados buenos o malos en función de la técnica. Cuando los resultados son grotescos la causa es una mala utilización del BOTOX.
  10. MENOS ES MÁS. Los resultados discretos del BOTOX son los más elegantes. Si alguien te pregunta “qué te has hecho” cambia de médico. El objetivo es que todo el mundo te note mejor cara sin saber que te has puesto BOTOX

Preguntas frecuentes

¿Es seguro?

Sí. El Bótox se ha empleado desde hace más de 20 años para el tratamiento de alteraciones oftalmológicas y neurológicas con gran seguridad y eficacia. De echo es tan seguro que se emplea en niños, en dosis muchísimo más elevadas a las que se emplean en tratamientos estéticos. Actualmente millones de personas realizan este tratamiento con fines estéticos. La infiltración no requiere preparación ni importantes cuidados posteriores. Sin embargo requiere mucha precisión y técnica porque si se relajan músculos con el Bótox de forma inadecuada, el resultado puede ser una alteración no sólo estética, sino funcional.

¿Es posible conseguir una mirada natural?

Si es posible y además es el objetivo. Cuando se empezó a utilizar este producto en EEUU se intentaba eliminar todas las arrugas de la cara. El resultado era, en muchos casos, una cara sin expresión, una mirada no natural, con una elevación artificial de las cejas. Sin embargo hoy el objetivo no es eliminar todas las arrugas de la cara sino conseguir una distribución más armónica de los distintos elementos (cejas, párpados, etc). Actualmente se puede conseguir una mirada más relajada, más joven, y sobre todo, natural.

¿Es posible obtener un efecto lifting?

Así es, con el paso del tiempo los músculos depresores de la cara empiezan a tener más fuerza, "tirando" hacia abajo de los elementos de la cara (cejas, papada, mejillas...). Esta acción se ve favorecida por la gravedad y por la pérdida de actividad de los músculos elevadores, también debido a la edad. Con lo que el resultado es una cara con aspecto cansado, triste y apagado.

Esta técnica consiste en inyectar en determinados músculos de puntos estratégicos de la cara, para conseguir aumentar la acción de los músculos elevadores, que logran subir las cejas, papada, nariz y mejillas. Con ello conseguimos revertir la acción del tiempo de una forma natural. Recuperándose la tensión de dichas estructuras y una mirada más fresca y natural.

¿Qué otras aplicaciones dermatológicas tiene?

El Bótox es muy eficaz en casos de hiperhidrosis (sudoración excesiva) tanto axilar como palmar y para la corrección de asimetrías causadas por parálisis facial.

¿Se puede complementar con otras técnicas?

Así es, en concreto, recomendamos su combinación con Ácido Hialurónico, distintos láseres de rejuvenecimiento facial, Ultherapy y Radiofrecuencia para obtener un resultado de rejuvenecimiento global.

¿Por qué no me dura nada?

Algunos pacientes nos dicen que los efectos del Bótox duran muy poco tiempo y otros, en cambio, comentan que sus efectos les dura incluso más de 8 meses. ¿De qué depende? La explicación radica en la anatomía del paciente, en su musculatura. Según la clasificación del cirujano plástico brasileño Mauricio de Maio los pacientes se pueden dividir en:

-Cinéticos: pacientes que mueven sus músculos cuando ellos quieren. Existe una relación estrecha entre las emociones y los gestos. En estos casos el efecto dura entre 6 y 9 meses.
-Hipercinéticos: pacientes que mueven sus músculos sin querer. No existe una relación entre las emociones y los gestos, es decir que en ocasiones fruncen el entrecejo espontáneamente. El efecto en estos casos es de 3 a 5 meses.
-Hipertónicos: pacientes que mueven sus músculos constantemente, es decir que siempre hay un grado de contracción en la frente, patas de gallo, etc. En estos casos dura menos de 2 meses.

Más información

Mitos en relación al Bótox

El Bótox puede ser peligroso

Todos los fármacos pueden tener efectos secundarios. En el caso del Bótox, éstos son muy raros y siempre aparecen cuando la técnica es realizada por médicos inexpertos o no cualificados. Las posibles complicaciones son: caída de la ceja o el párpado, hematomas, dificultad para tragar cuando se inyecta en cuello, cefaleas, etc. Sin embargo estos efectos secundarios desaparecen espontáneamente en pocas semanas. Su seguridad queda contrastada debido a que se tiene experiencia de casi 30 años del uso de toxina en medicina (estrabismo, espasmos musculares, tics, etc) y a dosis muy superiores que en estética.

Algunas personas no responden

En nuestra experiencia no hemos tenido ningún caso de resistencia, sino que siempre ha sido cuestión de dosis, es decir, que aumentando la dosis se ha visto que el paciente responde al tratamiento. Cuando se usan dosis mayores que en estética, como es el caso de especialidades como neurología o rehabilitación, sí se han descrito la aparición de anticuerpos neutralizantes y por consiguiente resistencia al Bótox, pero no en el caso de estética.

El Bótox deja sin expresión el rostro

No hay duda que el tratamiento inadecuado hace que determinadas personas no gesticulen en absoluto dejando una cara "planchada" y no natural. De hecho muchos libros de medicina donde se describe cómo se debe realizar la técnica proponen dosis y puntos de inyección que no producen resultados naturales. El objetivo del especialista es mantener la expresión del paciente, conservando las arrugas, pero dando un aspecto más descansado y fresco. Nos gusta que a nuestros pacientes les digan "qué buena cara tienes", pero nunca que les digan "qué te has hecho".
No es natural una cara sin gestos. Hay que suavizar las expresiones que transmitan cansancio, tristeza o ansiedad pero no eliminar todas las arrugas (los adolescentes tienen arrugas). Se trata de conseguir una distribución armónica de los distintos elementos de la cara.

El precio es prohibitivo

El Bótox es sin duda la técnica estética donde por menos sufrimiento se consigue más resultado. Si tenemos en cuenta lo que mucha gente se gasta en cremas o tratamientos estéticos de cabina de dudosa eficacia podemos asegurar que es un tratamiento asequible a un bolsillo medio.

La gente debe envejecer de forma natural

Esta postura es totalmente respetable. Pero también es respetable la postura de aquellas personas que no quieren parecer más mayores de lo que ellas se sienten. Así se puede satisfacer a este segundo grupo mediante técnicas seguras, rápidas, efectivas y naturales que retrasen el efecto del paso del tiempo sobre nuestro rostro de una forma discreta y elegante.

Cuando deje de inyectarme me arrugaré mas

Este es un mito frecuente que se comenta y es completamente falso. Lo cierto es que el efecto va desapareciendo progresivamente a lo largo de los meses y la contracción muscular, y por consiguiente las arrugas, vuelven. Pero nunca las arrugas aumentan. Por ejemplo tenemos pacientes que tras inyectarse durante años han pasado de tener un entrecejo muy marcado, a presentar la zona relajada incluso cuando el efecto ya está desapareciendo.

El Bótox es para personas mayores

Este mito también es falso ya que esta técnica es más apropiada y efectiva para personas de mediana edad. Cuando existe mucha flaccidez el tratamiento ya no es muy efectivo. Muchos jóvenes tienen un entrecejo muy marcado, unas patas de gallo muy prominentes o la nariz desciende al sonreír. Con el Bótox se pueden "prevenir" estas alteraciones. En estos casos los pacientes no se ponen Bótox para verse más jóvenes sino para verse mejor. Nosotros inyectamos a muchas personas de de 30 a 40 años que presentan de una forma precoz muchas arrugas de expresión que dan a su rostro una mirada de preocupación, enfado o cansancio.

Las zonas de la cara se pueden tratar por separado

No es lo ideal ya que las zonas del rostro están interrelacionadas. Por ello el tratamiento de una puede afectar la expresión de otras. Por ejemplo, el tratamiento aislado de las "patas de gallo" puede elevar de forma no natural las cejas, y el tratamiento aislado de la frente puede bajarlas de forma excesiva.

La técnica de inyección es igual en hombres y mujeres

La técnica varía mucho. Por lo general los hombres necesitan más dosis y más puntos de inyección. Además hay características especiales en cada sexo. Las cejas de una mujer presentan forma de arco, manteniendo una distancia amplia entre la ceja y el párpado superior. Sin embargo, en la cara de un hombre, las cejas son lineales. Además, en el hombre la distancia entre la ceja y el párpado no es grande. Es fundamental mantener ésta distribución si no queremos dar un aspecto femenino a un hombre o una mirada masculina a una mujer.

NUESTRA EXPERIENCIA

Determinados directores de cine como Martin Scorsese se han quejado del uso indiscriminado del Bótox pues afirman que impide gesticular a las actrices restándoles personalidad. Se dice que algunas de las que han sido tratadas con Bótox han perdido muchos papeles, sobre todo dramáticos, debido a su falta de gesticulación y es cierto que en ocasiones se ven en el cine rostros que carecen de expresión. Sería terrible no poder disfrutar del entrecejo de Clint Eastwood o de los histriónicos movimientos de cejas de Jack Nickolson.

Sin embargo estos casos de falta de expresión no se deben al Bótox en sí sino a una mala técnica. El tratamiento debe ajustarse a las necesidades de cada paciente y el objetivo nunca debe ser eliminar las arrugas, sino conseguir una mayor armonía en la cara. Con frecuencia oímos comentarios de personas que "no son partidarias de la Toxina Botulínica". La principal razón que esgrimen es que la cara queda sin expresión. Pero estas personas detectan solo las personas que han recibido el tratamiento con una técnica inadecuada. La realidad es que la Toxina Botulínica solo debe notarse cuando se ha aplicado en exceso o con una mala técnica. Por lo tanto los dermatólogos debemos de evitar esa "globalización" de los resultados con Toxina Botulínica y ajustar el tratamiento a las necesidades estéticas de cada paciente.

Desde que comenzamos a inyectar Bótox en 1994 hemos estado siguiendo la evolución de la técnica a través de congresos, reuniones científicas, estancias en clínicas y universidades con otros dermatólogos y cirujanos plásticos principalmente de EEUU y Brasil y aplicando esos nuevos conocimientos en mis pacientes. Al final uno va creando su propia técnica, la forma de inyectar con la que te encuentras más a gusto con los resultados.

Pero lo que más nos ha hecho evolucionar en la técnica del Bótox ha sido los comentarios de los pacientes. Por lo general ellos saben lo que quieren: verse mejor pero que nadie le note que se ha puesto Toxina Botulínica. El comentario que agradecen es: "¡Qué buena cara tienes! o ¡Qué bien te han sentado las vacaciones! El comentario que odian es: ¿Qué te has hecho en la cara?

La técnica del Bótox tiene una parte muy importante de arte en el sentido de que no hay un protocolo establecido para todo el mundo. Si una persona tiene una neumonía el tratamiento antibiótico deberá seguir unos protocolos estándar internacionales. Sin embargo no hay dos médicos que inyecten la Toxina Botulínica de la misma forma. Por ello no pretendo decir que la técnica que utilizamos mi equipo y yo sea la mejor sino que es la que he visto que proporciona gran satisfacción en nuestros pacientes por la naturalidad de los resultados.

Por eso a lo largo de los años y en un intento de conseguir la máxima satisfacción de los pacientes he estado modificando la técnica y me he dado cuenta que los mejores y más naturales resultados del Bótox se producen cuando el músculo no se ha relajado total sino parcialmente.

La cultura mediterránea valora mucho la gesticulación. La expresión facial es fundamental no solo desde un punto de vista estético sino también en el desarrollo psicoemocional de los niños. Cuando mi hijo era un bebé, y oía un ruido repentino o alguien gritaba a su lado, lo primero que hacía era mirar a su madre para detectar en su cara si el peligro era real o no. Si anulamos la expresión de las madres los niños se quedan sin el canal adecuado para obtener esa información tan importante de sus madres. Algunas pacientes con un entrecejo muy marcado me han comentado que su decisión de ponerse Bótox se hizo firme cuando su hijo le preguntó que por qué estaba siempre enfadada.

Para mantener la expresión de cada paciente al inyectar Bótox es fundamental conocer la anatomía de toda la musculatura facial, los orígenes e inserciones de los músculos así como su función. Una mirada armónica es el resultado de un balance entre músculos elevadores y depresores. Por ello se debe conocer perfectamente la anatomía y función de los mismos para conseguir resultados excepcionales.

Las claves de nuestro método se basan en los siguientes apartados:

  • Seleccionar bien al paciente. Se debe hacer una valoración minuciosa previa al tratamiento para asegurarnos que el Bótox es el tratamiento más adecuado para el paciente. Las personas que tienen los párpados muy caídos o que tienen marcada flaccidez no son buenas candidatas para Toxina Botulínica ya que la Toxina Botulínica no mejora la flaccidez marcada por lo que los resultados no se van a notar. Por otro lado hay zonas o alteraciones estéticas de la cara cuyo tratamiento no es la Toxina Botulínica sino el ácido hialurónico, ultrasonidos o determinados láseres.
  • Hacer fotografías en reposo y gesticulando. Después del tratamiento ni el paciente ni el médico nos acordamos de los detalles de la cara como la distinta altura de las cejas o unos párpados asimétricos.
  • Señalar con un lápiz los puntos de inyección. De esta forma no hay que hacer gesticular al paciente durante el tratamiento.
  • Poner menos dosis de la que recomiendan en los libros y artículos científicos. Los resultados naturales se obtienen cuando se relaja el músculo de forma parcial.
  • Ampliar el número de sitios de inyección para que el resultado sea más global y natural. Siempre intentamos tratar la cara entera para conseguir más armonía.
  • Relajar los músculos depresores de los distintos elementos de la cara como las cejas, los párpados, la nariz, las comisuras de la boca y la línea mandibular. De esta forma conseguimos "elevar" la cara.
  • Además del punto de inyección es importante precisar la profundidad de la inyección. Las infiltraciones superficiales eliminan las arrugas mientras que las profundas eliminan la función del músculo.
  • La posición de la aguja es fundamental ya que cuando se inyecta Bótox parte del mismo difunde a los músculos de alrededor. Hay que tenerlo en cuenta para evitar relajar músculos que no queremos y así conseguir los mejores resultados posibles.
  • Proteger siempre la órbita de los ojos para impedir que la Toxina Botulínica afecte a los párpados y se produzca una caída de los mismos.
  • No intentar conseguir resultados excepcionales en la primera sesión. Es preferible tener una actitud conservadora y quedarse corto antes que "borrar" la expresión facial. Es mucho más recomendable revisar al paciente cuantas veces sea necesario y realizar retoques hasta conseguir el resultado óptimo.- Los resultados de la Toxina Botulínica duran aproximadamente 3 meses en la mayoría de los pacientes. Por ello en ocasiones hay que realizar el tratamiento con mayor frecuencia de lo establecido. La frecuencia depende de la fuerza muscular de los pacientes pero como media recomendamos hacerlo cada 4 o 5 meses, aunque tenemos pacientes que no quieren cambios y por ello realizan el tratamiento cada 3 meses.
  • Tener en cuenta que en ocasiones la Toxina Botulínica no basta para conseguir un rejuvenecimiento global ya que sólo mejora las alteraciones de la cara producidas por una contracción muscular excesiva. El médico debe insistir en cuidados básicos como fotoprotección, aplicación de cremas con ácido retinoico y vitamina C, realización de peelings o láseres para alisar la piel o ácido hialurónico para compensar la pérdida de volumen en determinadas zonas de la cara.

Artículo "Diez errores a evitar en la inyección de Botox".

Tratamientos relacionados