Subir arriba
  1. Inicio
  2. Tratamientos
  3. Ultherapy zona peri-ocular

Ultherapy zona peri-ocular

  • No quirúrgico Proceso no quirúrgico

Descripción

La mirada centra gran parte del atractivo de una persona. La posición y el aspecto de los elementos integrantes de la región periorbitaria dan importante información sobre el estado del individuo: cansancio, alegría, sorpresa, enfado, tristeza… Es por eso que muchos de nuestros pacientes nos consultan por los síntomas del envejecimiento en esta zona o por alteraciones en la misma.

Como consecuencia del proceso natural de envejecimiento, la piel pierde su firmeza y se marcan las arrugas, esto ocurre de forma especialmente significativa alrededor de los ojos por tratarse de una piel muy fina, apareciendo así las temidas "patas de gallo". Adicionalmente, en la zona la laxitud de los tejidos y el acumulo graso favorecen la aparición de ojeras y bolsas.

Sin embargo, no es necesario esperar a que estos signos de envejecimiento hayan dejado una huella muy marcada para actuar. Ahora podemos corregir sus primeras señales con tratamientos mínimamente invasivos y sin cirugía como Ultherapy, que estimula la producción de colágeno.

¿Cómo funciona el tratamiento con Ultherapy?

Los ultrasonidos de Ultherapy generan calor que llega a las capas profundas de la piel, logrando un doble efecto:

  • Por un lado, provoca una contracción instantánea de la piel de forma natural.
  • Adicionalmente, estimulan la producción de colágeno. El colágeno es una proteína esencial para la firmeza y calidad de los tejidos.

La mayor ventaja de Ultherapy es que rejuvenece desde el interior, trabajando en las capas más profundas de la piel, dejando la superficie intacta.

Objetivos del tratamiento

El objetivo del tratamiento es rejuvenecer la zona y recuperar la vitalidad de la piel, por lo que las expectativas deben ser realistas y no esperar un cambio radical como se puede esperar de una cirugía.

Ultherapy es una buena opción ya que los ultrasonidos penetran en las capas más profundas de la piel sin disiparse y libera un calor controlado que genera una tonificación de la zona.

Es un procedimiento muy cómodo al realizarse en consulta y sin necesidad de anestesia. El tratamiento no es doloroso, pero si puede ocasionar ligeras molestias durante su aplicación.

No requiere periodo de baja ni ningún tipo de cuidados especiales.

Debido a la estimulación por ultrasonidos, además del primer efecto de tensado, los resultados máximos se aprecian a partir del segundo-tercer mes. Se recomienda repetir el tratamiento una vez transcurrido un año.

 

Más información

Para más información del tratamiento le recomendamos que visite nuestro BLOG

Tratamientos relacionados