Subir arriba
  1. Inicio
  2. Alopecia areata

Alopecia areata

Alopecia areata

¿Qué es la Alopecia Areata?

La alopecia areata es una forma de alopecia que afecta a un 1% de la población, sobre todo entre los 20 y los 50 años, aunque también puede aparecer en niños.

Generalmente se produce una pérdida de cabello en una o dos zonas localizadas, formando unas placas que miden desde el tamaño de una moneda pequeña hasta varios centímetros. Estas placas de alopecia se localizan fundamentalmente en el cuero cabelludo aunque a veces se puede afectar la barba, las pestañas o las cejas. El comienzo es súbito, y estas zonas sin pelo pueden hacerse más grandes a medida que el pelo de la parte periférica de la lesión se cae. Lo normal es que estas zonas de calvicie sean limitadas y que no afecten al resto del pelo.

La causa de la alopecia areata es desconocida, aunque actualmente se piensa que es una enfermedad autoinmune (autoalergia), es decir, que el organismo reacciona contra los folículos del pelo como si fueran extraños al propio cuerpo, sin embargo no se produce una destrucción de los folículos pilosos que son los responsables de la formación del pelo. No se debe a focos infecciosos tales como los dentales, sinusitis, etc. y no es una enfermedad contagiosa. Un hecho frecuente es que este tipo de alopecia puede aparecer después de una situación de estrés importante. En raras ocasiones puede asociarse a otras enfermedades autoinmunes, sobre todo del tiroides o a vitíligo (aparición de manchas blancas en la piel), sin embargo, un simple análisis de sangre es suficiente para descartar estas enfermedades, que como hemos comentado son bastante raras pues en el 85% de los casos la alopecia areata no se asocia a ninguna otra enfermedad.

El tratamiento de la alopecia areata suele ser satisfactorio en la mayoría de los casos. Actualmente existen varias posibilidades por lo que se suele empezar por los tratamientos más sencillos, como las cremas o las infiltraciones de corticoides. Sin embargo, en las ocasiones en que la alopecia ha evolucionado mucho tiempo y esta muy extendida el tratamiento puede requerir bastante tiempo para lograr la remisión del proceso.

Una característica curiosa es que en ocasiones, el pelo nuevo que sale en la placa puede ser blanquecino o canoso, aunque con el tiempo es posible que recupere su color normal. La alopecia areata no debe confundirse con otras formas de alopecia localizadas como las debidas a infecciones por hongos, sífilis etc. o las placas de alopecia que llevan mucho tiempo de evolución. Los análisis del pelo para ver su contenido en aminoácidos no son útiles en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Consejos

  • No es aconsejable el lavado frecuente del pelo, se puede hacer 1 ó 2 veces por semana, sin frotar en exceso, y utilizando un champú suave.
  • Con el tratamiento la mayoría de los enfermos mejoran y a los 6 meses un 50% de los pacientes han recuperado el pelo. En los pocos casos de alopecia total (perdida de todos los pelos de la cabeza) el pronóstico es reservado.
  • Es importante en la medida de lo posible evitar el estrés o aquellas circunstancias que puedan alterar su tranquilidad.

TRATAMIENTO PARA LA ALOPECIA AREATA

Difenciprona

¿Qué es?

La Difenciprona es un potente sensibilizante sintetizado a partir de dibencilcetona. Es un producto de aplicación tópica que prácticamente no se absorbe y que no presenta capacidad mutagénica in vivo.

¿Cuándo se utiliza?

Se utiliza sobretodo en la alopecia areata y ocasionalmente en las verrugas víricas. Su mecanismo de acción se basa en su capacidad inmunoreguladora , que produce una disminución de la inflamación de origen autoinmunitario que, en el caso de la alopecia areata, afecta al folículo piloso.

¿Cómo se utiliza?

Antes de empezar el tratamiento se tiene que realizar la sensibilización, que consiste en aplicar un parche de difenciprona al 2% durante 48 horas en la zona a tratar. A los 14 días se procede a testar la difenciprona en diferentes concentraciones para determinar cual es la concentración que produce el eczema al paciente.

Una vez determinada la concentración que produce el eczema, se procede a iniciar el tratamiento con difenciprona en esta concentración.

La difenciprona se aplica semanalmente. Se realizan pinceladas de toda la zona a tratar evitando lavar el pelo en las siguientes 48 horas. Es necesario protegerse durante la aplicación de la difenciprona, aplicándola con guantes, ya que hay que evitar una posible sensibilización de la persona que aplica el tratamiento.

La duración del tratamiento es variable pero puede durar hasta 9 meses. El crecimiento del pelo se ve en unas 12 semanas.

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

La presencia de enrojecimiento, picor y descamación leves, los primeros 2-3 días, es un efecto deseable, ya que indica que hay una buena respuesta. Ocasionalmente pueden aparecer formas más severas de eczema (vesículas, ampollas).

A menudo se palpan ganglios linfáticos aumentados de tamaño (adenopatías) regionales, es decir, en las zonas de drenaje de las zonas tratadas. Son la consecuencia de la reacción inflamatoria que produce y se auto eliminan con el tiempo. En casos raros, pueden aparecer síntomas seudo gripales.

¿Qué precauciones tenemos que tener en cuenta?

Dado que la difenciprona es una sustancia foto inestable, se recomienda no exponerse al sol durante las siguientes 48 horas después de la aplicación y proteger el envase del sol.

El proceso de sensibilización lo debe realizar el dermatólogo de referencia.